Múltiples tratamiento para el acne y las espinillas

Lamentablemente las espinillas son consideradas como una condición relativamente normal en nuestra piel, lo que en realidad es un problema que afecta a mucha gente. Las espinillas se consideran en realidad como una inflamación de nuestra piel, en donde las glándulas sebáceas se ven infectadas con bacterias, lo que se traduce en una hinchazón y todo termina lleno de pus. Conciendo todo esto, podemos generar un tratamiento para el acne y las espinillas.

El exceso de secreción de sebo por parte de las antes mencionadas glándulas sebáceas, sería la causa principal detrás del problema del acné y las espinillas. Las espinillas que se generan por lo general, aparecerán en nuestro rostro, cuello, zona superior de los brazos, hombros y espalda.

Mientras que el acné no es en realidad una condición crítica, es inevitable señalar que las espinillas pueden hacer que una persona se sienta miserable gracias a que se genera una apariencia que no es la óptima para la autoestima personal.

Tratamiento para el acne y las espinillas

El hielo como un aliado: Un tratamiento para el acné sencillo es el recurrir a una bolsa con hielo. El hielo cuando se coloca directamente sobre el problema, se puede utilizar para reducir rápidamente el color rojizo e hinchazón que el acné puede generar en nuestra piel.

Todos los beneficios se deben a que el hielo ayuda a mejorar la circulación de la sangre en el área que se está viendo afectada, además de que puede ser utilizada para eliminar la suciedad de los poros.

tratamiento para el acne y las espinillas

Tratamiento para el acne y las espinillas

El limón: Otro de los tratamiento para el acne y las espinillas que es bastante popular es el uso del limón, específicamente el jugo del limón, pero es bueno señalar que hay que tener cuidado. Lo que hace el zumo de limón es que ayuda a que las espinillas sequen más rápido. Es importante hacer uso de zumo de un limón fresco y no jugo embotellado, debido a que este último tiene un montón de conservantes.

La manera más segura de usar este jugo es, sumergir un hisopo de algodón limpio en zumo de limón fresco, el cual se aplicara directamente sobre las espinillas antes de irnos a dormir.

Si nuestra piel es algo delicada, también se puede mezclar una cucharada de jugo de limón junto con una cucharadita de canela en polvo, una mezcla que se debe poner en las espinillas durante la noche.

Independientemente de la mezcla que usemos por la noche, durante la mañana, lavaremos bien nuestra piel con agua tibia. Este remedio en particular no es adecuado para aquellos que cuentan con piel sensible o seca.

Ajo: El tercer tratamiento para el acne y las espinillas es un agente antiviral, antimicótico, antiséptico y antioxidante, propiedades ideales para ayudar en el tratamiento de las espinillas. Gracias a que el ajo cuenta con azufre, es capaz de promover una curación rápida en las espinillas.

Para hacer un tratamiento eficiente, debemos cortar un diente de ajo fresco en dos trozos. Frotaremos este ajo en nuestras espinillas para luego dejar reposar nuestra piel por cerca de 5 minutos para luego lavar la piel con agua tibia.

Este tipo de tratamiento es algo que se puede realizar varias veces durante el día.

También el comer un diente de ajo crudo todos los días, puede ayudar a limpiar nuestra sangre. Por cierto, no hay que comer mucho ajo crudo, debido a que podría generar problemas digestivos.

Leave a Reply