Mascarillas para el rostro para hidratar y evitar arrugas

Como no amar a las mascarillas para el rostro, especialmente cuando estas se realizan con ingredientes naturales, después de todo, entregan un montón de beneficios sin tener problemas secundarios como si puede suceder con gran parte de otros productos comerciales que al incluir químicos que a larga son dañinos para la piel, pueden no ser la mejor solución para nuestro tipo de piel.

Mascarilla de banana orgánica

La primera de las mascarillas para el rostro es una que se debe utiliza cuando nuestra piel necesite de obtener un brillo saludable, algo que se lograra de inmediato después de aplicar esta mascarilla tropical en nuestra cara. Esta mascarilla se encuentra diseñada para ser aplicada en todo tipo de piel.

El primer paso será generar un puré con la mitad de un plátano. Luego mezclaremos este puré de plátano con una cucharada de jugo de naranja, junto con otra cucharada de miel. Tras generar la mascarilla, simplemente aplicaremos por toda nuestra cara. Se recomienda aplicar la mascarilla de manera uniforme por todo el rostro y la zona del cuello, además, la mascarilla casera se deberá mantener en nuestra piel por cerca de 15 minutos, para luego lavar el rostro haciendo uso de agua tibia e hidratar con una crema de consistencia suave.

Mascarilla sencilla con huevo

Esta es una mascarilla sencilla la cual cuenta con mucha proteína y granos enteros, por lo que se puede asegurar que estamos ante un verdadero desayuno transformado en una mascarilla la cual será utilizada para corregir y calma las infecciones y problemas que se suelen vincular con quienes cuentan con una piel algo grasosa.

Mascarillas para el rostro

Mascarillas para el rostro

El primer paso será mezclar una yema de huevo, junto con una cucharada de miel, para luego mezclar con una cucharada de aceite de oliva y terminar de mezclar con una media taza de avena. Es importante que para lograr los efectos que deseamos, se mezclen todos los ingredientes en el orden que se señala en esta mini receta de belleza.

Tal como sucede con la primera de las mascarillas para la cara caseras, esta se debe aplicar en nuestra cara por cerca de 15 minutos, para luego retirar con un poco de agua tibia y terminar de hidratar haciendo uso de una crema con consistencia suave. Esta mascarilla casera lo que hará en nuestro rostro será una verdadera limpieza facial para quienes cuentan con una piel con exceso de grasa.

Mascarilla que se genera con miel y papaya para aclarar la piel

Esta mascarilla se recomienda especialmente para quienes cuentan con problemas de hiperpigmentación, han generado manchas en la piel producto de una exposición al sol o simplemente cuentan con un pigmento irregular en la capa eterna de la piel.

El primer paso es mezclar dos cucharadas de miel, junto con media taza de puré generado con una papaya madura. Esta mezcla sencilla se debe aplicar en nuestra cara de manera uniformemente para luego retirar de la piel tras 20 minutos. Tal como sucede con las otras mascarillas para el rostro de esta nota, se quitaran los excesos con mucha agua tibia, para luego hidratar la piel con una crema de consistencia suave.

Mascarillas para el rostro con cítricos y miel

Esta mascarilla para el rostro destaca porque se usan miel y naranja, una especie de recta que se encuentra basada en una solución rápida para entregar a la piel de nuestro rostro, una especie de resplandor saludable de manera orgánica.

Lo primero que debemos hacer es mezclar tres cucharadas de jugo de naranja, junto con media taza de miel. Esta mezcla sencilla se deberá aplicar en toda la cara de manera uniforme, en donde se deberá dejar actuar por cerca de 30 minutos, para luego enjuagar con agua tibia, seguida con una capa de agua fría en rostro, para finalmente hidratar la piel con una crema de consistencia suave.

Leave a Reply