Mascarillas para el rostro exfoliantes e hidratantes

Con tantas mascarillas en el mercado, nunca ha habido un mejor momento para disfrutar de las muchas opciones para elegir, el problema, muchas veces estas mascarillas profesionales cuentan con un montón de químicos que dependiendo de nuestra piel, podrían hacer más daño que entregar beneficios que es lo que todos estamos buscando, además, muchas de estas mascarillas profesionales para la exfoliación e hidratación de la piel pueden costar muchísimo. Como una solución para los efectos negativos y nuestro bolsillo, tenemos a las mascarillas para el rostro exfoliantes e hidratantes que se pueden hacer en casa, en donde aparte del tiempo, lo único que necesitaremos será buscar un poco en nuestra cocina.

Mascarillas para el rostro exfoliantes con azúcar moreno

El azúcar moreno es capaz de desprender las células muertas de nuestra piel, mientras que el aceite de coco, el otro ingredientes de la primera de nuestras mascarillas para el rostro, entrega buenos niveles de humedad, lo que se traduce en que hidratara nuestra piel. ¿El resultado? Una piel suave e hidratada.

Ingredientes
Dos cucharadas de azúcar moreno
Dos cucharadas de aceite de coco

Se mezclan los ingredientes en partes iguales para formar un exfoliante efectivo y sencillo de aplicar. La mascarilla se debe aplicar en el rostro haciendo movimientos circulares suaves, dejaremos sobre la piel por unos pocos minutos y lavaremos con agua caliente.

Mascarillas para el rostro exfoliantes

mascarillas para el rostro exfoliantes

Mascarilla hidratante

Esta mascarilla hidratante es ideal para quienes cuentan con una piel realmente estresada. Cuando se habla de una piel estresada se habla de una piel que cada día se ve sometida a muchos contaminantes que terminan secando la piel.

Ingredientes
Medio aguacate maduro
Una cucharadita de yogurt natural orgánico
Una cucharadita de miel

Lo que debemos hacer es triturar el aguacate hasta que quede bastante suave y luego le mezclamos con el yogur y la miel, todo esto hasta que se forme una pasta bastante viscosa. Aplicaremos en nuestra cara y dejaremos actuar por cerca de 10 a 15 minutos. Para tener una más intensa dosis de hidratación, podemos incorporar entre una a dos cucharaditas de aceite de oliva a esta fórmula, generando de esa manera una mascarilla que inmediatamente suaviza y alisa nuestra piel.

Leave a Reply