Múltiples mascarillas caseras para el cabello seco y dañado

Las mascarillas caseras para el cabello que se analizaran en esta nota destacan por el uso de productos que realmente no tendrán efectos negativos a largo plazo como si sucede por ejemplo con un montón de productos que podemos encontrar en el comercio. Las mascarillas caseras que se comparten están pensadas para hidratar y mantener la humedad en nuestro cabello, todo esto a la vez que son capaces de reparar el daño que se puede generar por factores como el estrés, una mala alimentación o una exposición constante a elementos contaminante como lo es el humo o los rayos del sol.

mascarillas caseras para el cabello de leche con miel

Nuestra primera de las mascarillas caseras para el cabello es una bastante sencilla de aplicar. Lo único que necesitamos hacer será el mezclar una cucharadita de miel con un vaso de leche tibia. Se revolverá bastante antes de aplicar en el cabello para generar un masaje que debe ir desde la raíz hasta la punta.

Tras aplicar por todo el cabello, la dejaremos actuar por cerca de 15 minutos, para luego lavar con agua a temperatura tibia, esto junto con un champú de consistencia suave.

Este tipo de mascarilla hidratante para el caballo se recomienda aplicar una vez por semana y a medida que vamos viendo resultados, podemos disminuir su aplicación a cada 15 días.

mascarillas caseras para el cabello

mascarillas caseras para el cabello

Mascarilla generada con plátanos y almendras

Para muchos estos tipos de mascarillas para el cabello son una verdadera sorpresa, sin embargo, el plátano es bueno para hidratar la piel, mientras que las almendras son ricas en antioxidantes que son capaces de reparar el daño.

Lo primero que debemos hacer es generar un puré con un plátano maduro, al cual le deberemos agregar cerca de tres gotas de aceite de almendras, generando de esa manera una mezcla bastante pegajosa.

Nos fijamos en que se mezcle bien y comenzamos a masajear esta mezcla por todo nuestro cabello.

Dejaremos reposar por no más de 25 minutos en el cabello, para luego enjuagar y lavar el pelo con agua tibia. Este tipo de mascarilla, tal como sucede con aquella que se genera con leche y miel, puede ser aplicada una vez a la semana, pero debido a que esta es mucho más potente, se puede comenzar a aplicar cada 15 días.

Mascarilla para el cabello con palta y mayonesa

Esta puede no ser la mascarilla para el cabello más popular que encontraremos, principalmente porque su aplicación nos puede dejar las manos muy pegajosas, pero es una de las más efectivas cuando tenemos un cabello demasiado seco y dañado. Si ese fuese nuestro caso, lo mejor que podemos hacer es darle una oportunidad para reparar el daño.

Lo que haremos será tomar un frasco pequeño completo de mayonesa y la mitad de este, lo mezclaremos con un puré generado con un aguacate. Mezclaremos muy bien para luego aplicar por todo nuestro hermoso cabello. Para lograr los resultados que deseamos, será importante prestar atención a la zona de las raíces. Tras aplicar, dejaremos por cerca de 20 minutos, para luego retirar con mucha agua fría. Esta mascarilla para el cabello seco se debe aplicar como máximo dos veces al mes.

Leave a Reply